Región de los Ríos

Bibliomóvil de Valdivia renueva vehículo para continuar cautivando lectores

En la inauguración del renovado bibliomóvil de Valdivia

El nuevo móvil fue adquirido gracias a recursos aportados por el Fondo del Libro y aportes municipales, lo que permitirá que más de 150 estudiantes continúen en la ruta de la lectura

28/06/2019

Fuente: Bibliomóviles

La renovación de los vehículos que realizan la tarea de bibliomóvil es fundamental para continuar con su noble tarea. Es el caso del bibliomóvil de la comuna de Valdivia que podrá seguir cautivando a nuevos lectores entre los catorce colegios que atiende, gracias a recursos del Fondo del Libro convocado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y aportes de la Municipalidad de Valdivia.

La ceremonia inaugural se realizó en la Escuela de la localidad de Pishuinco oportunidad en que se presentó en comunidad a la reluciente camioneta Mitsubishi L-200 doble cabina que fue adquirida con los fondos antes señalados y que alcanzan una inversión de más de 19 millones de pesos.

El beneficio es para más de 150 niños de catorce colegios de las zonas cordillera, costa y aquellos ubicados en las inmediaciones de la línea férrea de la comuna.

El nuevo Bibliomóvil fue presentado en una ceremonia encabezada por el alcalde Omar Sabat y el Seremi de las Culturas, Helmuth Palma. En la ocasión y junto a profesionales de la Corporación Cultural Municipal de Valdivia y la comunidad educativa, los diez alumnos de Pishuinco realizaron un acto cultural con danza, teatro y poesía.

También hubo cuentacuentos con la técnica del Kamishibai para la historia "El león, el tiuque y la llorona", escrita y dibujada por los estudiantes de entre 1° y 6° Básico. Este proyecto fue desarrollado como parte de las acciones del Bibliomóvil que visita los colegios cada quince días ofreciendo acceso a textos y mediación de la lectura.

La voz del encargado

Iván Reinoso, encargado del bibliomóvil de Valdivia explicó que: "actualmente hay una valoración mucho más positiva del servicio, que además de prestar libros colabora en acciones para mejorar el uso que se les da a las bibliotecas de los colegios. Nos interesa que los niños lean por placer, por entretención y no solamente porque se les pida hacer una tarea".

En cada visita, el conductor del Bibliomóvil de Valdivia suele hacer préstamos de entre 30 a 50 libros. Los ejemplares son trasladados en cajas en la camioneta y al llegar a cada escuela se exhiben a la comunidad educativa, sugiriéndose títulos nuevos o aquellos que podrían ser de interés de cada usuario.

Según Reinoso, los cómics están entre los más solicitados. "Lo interesante es que esta dinámica, si bien es un beneficio directo para los niños, se extiende a sus familias, vecinos y el resto de los habitantes de las localidades. Queremos que todos puedan leer y ese desafío se amplió ahora que también integramos a jardines infantiles de Cayumapu, Los Pellines y Curiñanco. Así entonces van cambiando las prioridades de lectura de cada grupo y con eso también cambia la carga de libros que hacemos en cada salida", explicó.

Además del recambio del vehículo, en sus 16 años de funcionamiento, el servicio del Bibliomóvil de Valdivia se ha fortalecido a través de capacitaciones como la que realizó Reinoso en 2004. Ese año viajó a España para conocer el funcionamiento de los bibliobuses de León y Castilla.

El bibliomóvil de Valdivia debutó en 2003 gracias a la Fundación La Fuente y siete años más tarde fue renovado por primera vez. El servicio depende de la Biblioteca Municipal Fray Camilo Henríquez, perteneciente a la Corporación Cultural de Valdivia desde donde el bibliomóvil obtiene los libros que los estudiantes utilizan en las visitas a terreno.

Impacto

A sus 10 años de edad Gerald Peña cursa 5° Básico en la Escuela de Pishuinco. Reconoce que Historia es uno de sus ramos favoritos y que gracias al Bibliomóvil ha podido descubrir a distintos personajes nacionales y extranjeros.

El interés por la lectura es algo que destaca Carolina Pérez, presidenta del centro de padres y apoderados. "Los niños llegan ilusionados a la casa, pidiendo que uno les lea lo que le pidieron al bibliomóvil y eso nos enriquece a todos. Como apoderados valoramos mucho que se permita soñar a nuestros niños con todo aquello que es posible encontrar en los libros", dice.

Erika Aedo es presidenta de la Junta de Vecinos N° 16 Rural de Pishuinco y quien también valora la transformación social que se ha producido con el acceso a la lectura que llega desde Valdivia. "El recambio del vehículo es un logro muy importante para toda la comunidad, porque es una señal de que seguimos en la senda de promover el gusto por los libros en niños y adultos. Y nos enorgullece porque ya son varias las generaciones que han vivido esta experiencia".

Recursos adicionales

Palabras clave: bibliomóvil Valdivia, renovación, inauguración
readspeaker