Entrevista de Rodrigo Araya

Daniela Osorio: Bibliobuseando desde Chile a España

Daniela Osorio

La encargada del Bibliobús de la Biblioteca de Santiago se decidió viajar por un mes por las tierras hispanas para conocer de primera mano el trabajo que desarrollan sus colegas españoles.

12/04/2013

Fuente: Bibliomóviles

Tras el Primer Encuentro de Bibliomóviles chilenos la encargada del Bibliobús de la Biblioteca de Santiago se motivó tanto con la experiencia que trajo el presidente de la Asociación de Bibliobuses Españoles que se decidió a viajar por un mes por las tierras hispanas para conocer de primera mano el trabajo que desarrollan sus colegas españoles. A continuación sus interesantes conclusiones.

Podríamos decir que su vida marcha sobre ruedas, a diario se traslada a su trabajo en bicicleta y luego aborda uno de los bibliobuses de la Biblioteca de Santiago donde trabaja hace siete años recorriendo distintos puntos de préstamos, en la siempre ajetreada capital chilena y sin dudar, podemos afirmar que es una de las pocas mujeres que trabaja en un bibliobús en nuestro país

A Daniela Osorio Sprohnle, bibliotecaria de profesión y coordinadora de un bibliobús en la Biblioteca de Santiago, la podríamos describir como una mujer busquilla e inquieta. Es así como de la mano de esa inquietud que la caracteriza se planteó como meta viajar a España para conocer de primera mano el trabajo que desarrollan los bibliomóviles de ese país y así aprender nuevas estrategias para mejorar su servicio y de paso, aportar al desarrollo de los bibliomóviles chilenos desde su labor como miembro del Comité de la Red de Bibliomóviles de nuestro país.

Precisamente a raíz de esa constante inquietud, es que se dificultó poder lograr entrevistarla. Cuando la contactamos, se recuperaba de un esguince en uno de sus pies tras caer de su bicicleta cuando se trasladaba a su trabajo. "Fue una caída súper tonta precisamente por ir tan cargada con folletería y material que traje de España", reconoce entre risas.

Daniela en uno de los bibliobuses de León

¿Cómo nace este viaje hacia España para conocer el trabajo de los bibliobuseros de ese país?

-Nace en el contexto del Primer Encuentro de Bibliomóviles de Chile, realizado el año 2012 donde tuve el agrado de conocer a Roberto Soto, director de ACLEBIM (Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles de España), donde nos contó la maravillosa experiencia de trabajo en equipo que realizan hace un par de años, además de la labor de los bibliobuses de León. Gracias al encuentro, nació en mí la inquietud de profundizar más sobre su gestión. Posteriormente, se abrieron las postulaciones de los Fondos de Cultura del Consejo Nacional de Cultura, al que postulé a su línea de pasantías y fui seleccionada.

¿Cuánto tiempo y en qué ciudades estuviste?

-Estuve tres semanas. La primera fue en León, donde me reuní con Roberto para conversar más respecto a la red, cómo trabajan. Además conocí sus bibliobuses y la interesante labor que realizan con los municipios rurales. A la siguiente semana, viajé a Madrid, donde poseen 13 bibliobuses y realizan una labor similar a la mía, ya que visitan municipios urbanos. Terminé mi pasantía en Barcelona, donde además de conocer sus bibliobuses que recorren únicamente zonas rurales, me reuní con la gente del área de estudios y la encargada de extensión y fomento lector.

¿Qué les llamó la atención a ellos del trabajo de los bibliomóviles chilenos?

-Principalmente, la diversidad de servicios y de vehículos. En España existe un estándar, y en general todos los bibliobuses realizan labores similares. En nuestro caso y debido a las diferentes dependencias administrativas, cada bibliobús y cada región define cómo trabajar y qué servicios prestar.

En el bibliobús de Montnegre

¿La situación de los bibliobuses españoles ha sido afectada por la crisis económica?

-Todo se ha visto afectado por la crisis. En el área de bibliotecas y bibliobuses, han visto mermado su presupuesto, sobretodo en el desarrollo de colecciones y en la realización de actividades de extensión. También así los funcionarios y funcionarias, ya que han mermado sus salarios quitándoles una paga anual y además les han reducido los "Moscosos", más conocidos por nosotros como días administrativos. Todos sabemos la importancia del bienestar de los funcionarios para que los servicios funcionen bien, por lo tanto y a pesar de la buena voluntad, el cariño y el esfuerzo que ellos ponen en su trabajo, no cabe duda que por este motivo la labor también se ve afectada.

¿Si tuvieras que destacar una práctica de ellos (bibliobuses españoles) cuál sería?

-El trabajo en red. Estoy segura que la posibilidad de agruparse y trabajar en conjunto, mejora notablemente los servicios móviles ya que muchas veces nuestro trabajo es muy silencioso y este tipo de acciones nos ayuda a visibilizarlo.

Junto a Roberto Soto, presidente de ACLEBIM, haciendo difusión en una radio de León.

¿Los bibliobuses en España tienen mayor respaldo en su trabajo que en Chile?

-Como lo menciono en la respuesta anterior, nuestro trabajo a veces es invisible para muchas personas, es necesario analizar caso a caso. En lo que a mi servicio se refiere, nosotros contamos con el respaldo de nuestra institución. Por otra parte, creo que es fundamental que nosotros como funcionarios de bibliotecas móviles, seamos capaces de mirarnos y hacernos la autocrítica. ¿Estamos haciendo las cosas bien? ¿Por qué después de tantos años de funcionamiento, nunca nos habíamos agrupado?…En mi opinión y para mejorar y difundir nuestra labor, es necesario que trabajemos en conjunto, no como islas, que es lo que veníamos haciendo desde hace mucho tiempo. Finalmente, creo que es necesario que utilicemos mejor los medios con los que contamos, que difundamos nuestro qué hacer silencioso, para mostrarle a toda la comunidad su importancia, de la que yo por lo menos, estoy cierta.

¿Es necesaria la organización de los bibliomóviles chilenos para mejorar servicios y su presencia ante la comunidad?

-Queda más que claro que sí. Yo pienso que además de generar comunidad bibliobusera, la red tiene que servir para establecer alianzas entre nosotros y compartir recursos. Y cuando digo recursos, me refiero a todo tipo de cosas, ya sea exposiciones, libros y por supuesto, conocimientos.

¿Cómo traspasarás la experiencia y conocimientos aprendidos en España a tus colegas chilenos?

-Estoy en conversaciones con el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas (SNBP) para realizar una convocatoria masiva, en la que participen la mayor cantidad de bibliomovileros. El 22 de abril me reúno con funcionarias del área de fomento lector del SNBP para finiquitarlo.

Junto a colegas españoles.

Hace cerca de un mes se ha firmado un convenio de hermandad con los bibliobuses de León y la Biblioteca de Santiago. ¿Crees tú que exista la posibilidad de que se firme un convenio ampliado hacia los bibliomóviles chilenos de regiones?

-Sería maravilloso. Los contactos están hechos, sólo falta que lo coordinemos entre nosotros.

Al conocer la calidad y servicios entregados por los bibliobuses españoles. ¿En qué pie consideras están los bibliomóviles chilenos. En lo técnico (máquinas) y servicios entregados?

-En lo técnico nos sacan muchas ventajas; tienen bibliobuses espectaculares, con excelentes instalaciones tanto para los funcionarios/as como para usuarios/as, máquina de autopréstamo, rampas electrónicas para personas con necesidades especiales, acceso a tecnología, internet, etc., lo que claramente, facilita y mejora el servicio. Pero finalmente y a pesar de dichas diferencias, el trabajo y la relación con la comunidad son similares. Las personas llegan al bibliobús e identifican a los trabajadores como amigos/as, conversan con ellos/as, les cuentan sus problemas, les piden recomendaciones, les llevan café y pasteles…la cercanía del servicio se repite tanto en Chile como en España.

Recursos adicionales

readspeaker