Regiones de La Araucanía y de Aysén

Estudiante francesa realizará pasantía en bibliomóviles

Estudiante

Estudiante

Noémie Clémençon, estudiante de Antropología en la Université de Rennes II, se integrará al equipo de Perquenco y Coyhaique.

09/02/2015

Fuente: Bibliomóviles

Se integrará al equipo de Perquenco (La Araucanía) por dos meses y al de Coyhaique (Aysén) por otros dos, con el objetivo de desarrollar un trabajo comparativo entre ambos servicios. Entre sus prioridades están las problemáticas de democratización cultural y mediación cultural.

Noémie Clémençon nació en Alsacia, cerca de Alemania, hace 23 años. Actualmente estudia Antropología en la Université de Rennes II. Le apasiona la gestión cultural, sobre todo si está relacionada con la lectura.

Hace tres años vino a Chile a estudiar por un año (Antropología, Universidad de Chile), luego fue por otro año a trabajar como profesora de francés a México, pero regresó a Francia para realizar una Maestría en Estudios Latinoamericanos. Estando allí, su casa de estudios le pidió hacer una pasantía que estuviera relacionada con América Latina.

En ese momento, empezó a contactarse con la gente que había conocido en Chile. "Este es un país con una hermosa geografía, eso fue lo que me cautivó", dice.

Clémençon llegó el 26 de enero a Chile para realizar su pasantía de dos meses en la región de La Araucanía y otros dos en Aysén. A partir del lunes 9 de febrero comienza su actividad en la Red de Bibliomóviles de Chile.

Al finalizar su trabajo, la estudiante redactará un informe en donde comparará su experiencia en los servicios de Perquenco (municipal) y el de Coyhaique (estatal), el que será entregado al Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas.

¿Qué es lo que te motivó para realizar tu pasantía en los bibliomóviles chilenos?

En general yo conocía al país, el cual me encantó. Al comenzar a buscar posibles pasantías encontré festivales culturales ambulantes. Luego me enteré por Internet de la Red de Bibliomóviles de Chile y empecé a buscar información. Antes de decidirme a enviar el correo, investigué iniciativas similares. Sin embargo, muchos comentaban sobre la red chilena, por lo que sentí que era una red importante. Eso me motivó a enviar el email y ahora estoy aquí.

¿Qué esperas de la pasantía?

Siento que conoceré otra parte de Chile, porque cuando vine para acá viví en Santiago. Lo otro, es el desarrollo profesional que tendré. El tema de la mediación cultural me interesa bastante, por lo que espero involucrarme mucho en los proyectos. Cuando empecé a leer sobre bibliomóviles en Chile supe que también había iniciativas similares en Francia. Me interesa mucho aprender de los bibliomóviles chilenos.

Para ti, ¿cuál es la importancia que tienen los bibliomóviles en una geografía como la de Chile?

El país es inmenso y, a la vez, muy centralizado. Me parece importante poder conectar, crear algo más dinámico en localidades más pequeñas, a veces aisladas. O que muchas veces no tienen o se les hace difícil lograr tener acceso a la cultura. Una geografía como la de Chile hace que se haga muy difícil que, en este caso, el fomento lector y la cultura llegue a todos los rincones del país. Creo que la iniciativa de los bibliomóviles ayuda a disminuir esta brecha que existe en la conexión de la lectura en lugares alejados de las ciudades o de difícil acceso. De alguna forma lo que hacen los bibliomóviles es descentralizar la cultura. Eso es interesante.

¿Existen servicios de bibliomóviles en Francia?

Sí, pero allá no hay una red que los conecte a todos como sí la hay acá en Chile. Yo sé que hay bibliomóviles; por ejemplo, en un pueblo hay bibliobuses. Yo lo conversé con los encargados de la biblioteca de mi ciudad y me dijeron que antes los bibliobuses eran más dinámicos. No obstante, ahora son más parecidos al sistema de cajas viajeras: es como si hubiera un gran depósito de libros en las grandes bibliotecas que van a los pequeños pueblos y ahí son voluntarios, como jubilados la gran mayoría del tiempo, los que trabajan. Ahí son los usuarios los que se dirigen al lugar para ir a buscar libros.

¿Qué diferencias crees que hay entre la cultura francesa y la chilena en torno a la lectura?

No he investigado acerca de la lectura en Chile, pero por lo que puedo observar allá en Francia se lee mucho más que acá. Por historia, la literatura francesa es esencial al momento de hablar de literatura allá en mi país. La gente lee mucho. En el Metro uno se puede dar cuenta de aquello, aunque muchas veces no comparto lo que lee la gente. Ellos siempre están con un libro esperando un microbús. Siento que esto de la lectura se está internacionalizando de a poco. Hoy la gente lee más, pero lo hace con los libros digitales.

¿Cómo ves el futuro del libro y la lectura?

Luchar contra el analfabetismo siempre será algo importante. Esto forma parte de los proyectos básicos en la democratización cultural. Siento que Internet está jugando un papel fundamental en esto. Si bien se está extendiendo mucho el tema del libro digital, creo que en el futuro seguirá existiendo el libro en papel. Sin embargo, las personas tienen una opción poderosa al poder transportar libros dentro de sus tablets.

Desde el SNBP le deseamos lo mejor en su estadía en Chile y esperamos que su trabajo sirva para implementar formas de perfeccionar el servicio que presta la Red de Bibliomóviles de Chile en cada comunidad.

Recursos adicionales

readspeaker