Región del Biobío

Bibliomóvil de Lebu usa alas e incluye isla en su ruta

Con mucho ingenio y esfuerzo el bibliomóvil se olvidó de sus ruedas y se subió a una avioneta para llevar lecturas a la apartada escuelita que funciona en la isla "Mocha".

06/09/2013

Fuente: Bibliomóviles

Por todos es sabido que la labor principal de los bibliomóviles es llevar la lectura a los rincones más aislados y es esa precisamente la labor que el bibliobús de la comuna de Lebu, en la Región del Bio Bio se propuso cumplir a cabalidad y lejos de hacer una ruta tradicional incluye una isla llamada "Mocha". ¿Pero cómo llegar a esa zona si sólo cuentan con ruedas?

Isla Mocha

Con mucho ingenio y esfuerzo y tras gestiones que se dilataron por cerca de un año el bibliomóvil, dependiente del departamento de educación de la comuna de Lebu y de la biblioteca 266, se olvidaron de sus ruedas y se subieron a una avioneta que las hizo de aerobiblioteca para llevar lecturas a la apartada escuelita que funciona en la isla.

Escuela Isla Mocha

Se trata de la escuela G-501 a donde asisten unos ochenta niños de educación básica y que felices recibieron a Carlos Mendiboure Sáez, encargado del bibliomóvil, quien alegró a los niños con sus cuentos y valioso cargamento literario.

Oferta bibliográfica

Según la narración que hacen los propios protagonistas de esta historia en su blog http://www.bibliomovileros.blogspot.com el primer encuentro con los niños y profesores "estuvo lleno de alegría y expectativas sobre el programa. Los niños con mucho entusiasmo revisaron los textos llevados y sin más espera que una orientación del funcionamiento del programa y cuidado de los libros, comenzaron a pedir textos para llevarlos a sus hogares y empezar así el hermoso camino a la lectura recreativa".

Actividad de fomento lector: cuentacuentos

La visita fue muy productiva y enriquecedora pues en la atención se prestaron un total de 52 libros entre alumnos de primer a octavo año básico. Pero lejos de ser sólo una labor que aumenta sus estadísticas de préstamos, se valora el esfuerzo de éste bibliomovilero extremo por llevar su tarea hasta el último y más apartado punto de su accidentada geografía, y tal como se lo prometieron ellos mismos esta visita es sólo el comienzo de un proceso que ayudará a llevar entretención y cultura a la comunidad de la hermosa isla Mocha.

La isla Mocha en el horizonte

VER GALERÍA

Recursos adicionales

readspeaker