Región Metropolitana

Dibamóvil Metropolitano abre caminos a la lectura en hospitales

Dibamóvil RM

Dibamóvil RM

Visita regularmente los hospitales Barros Luco (San Miguel), El Pino (San Bernardo) y Padre Alberto Hurtado (San Ramón/La Pintana).

27/09/2016

Fuente: Bibliomóviles

Tal como indica el lema del programa de «Dibamóviles», con presencia en tres regiones del país, este bibliomóvil se propone: «Abrir caminos a la cultura» y es precisamente esta misión la que el Dibamóvil de la Región Metropolitana se ha preocupado de cumplir a cabalidad al incorporar en sus puntos de atención a tres lugares muy especiales. No se trata de pueblos, poblaciones o zonas rurales, sino de centros hospitalarios de su región.

De acuerdo a Adela Cancino, encargada del Dibamóvil Metropolitano, los centros beneficiados por este correcaminos de la lectura son: Hospital Barros Luco, de la comuna de San Miguel; Hospital El Pino, en la comuna de San Bernardo; y Hospital Padre Alberto Hurtado, ubicado en el límite de las comunas de San Ramón y la Pintana.

Cancino explica las razones a la incorporación a éstos especiales puntos de atención. "Lo que nos motiva para entregar nuestro servicio en los hospitales, es el hecho que generalmente cuando se piensa en programar visitas de servicios de lectura y disponer o habilitar puntos de préstamos de libros en recintos de salud, se hacen orientados a los usuarios de los hospitales. Es decir, pacientes y hospitalizados; pero regularmente las prestaciones no se orientan a la atención y oferta de lectura al personal de los hospitales".

También comenta que siempre tiene muy presente las necesidades de distracción de las personas que trabajan en los recintos de salud, dada las condiciones en que desarrollan su labor, rodeados de exigencias y siempre apoyando a quienes sufren enfermedades.

"Sentimos que somos un pequeño aporte y nos lo han hecho sentir a través de sus comentarios, sobre todo si consideramos que este tipo de actividades son tan necesarias cuando se ejerce un trabajo relacionado con los aspectos no gratos de la vida, como son las enfermedades y el deterioro de la salud. Por todas estas razones nuestros usuarios de hospitales nos esperan gustosos cada lunes o viernes, que son precisamente los días en que los visitamos y siempre agradecen la tarea que desarrollamos; respondiendo con muy buenos niveles de préstamos y lecturas", dice Cancino.

¿CÓMO LLEGÓ EL DIBAMÓVIL A UN HOSPITAL?

La encargada del Dibamóvil también nos relata que tanto en los hospitales Barros Luco y El Pino la llegada se produjo por un acuerdo de colaboración entre el Departamento de Bienestar del hospital y la Coordinación de Bibliotecas Públicas de la Región Metropolitana, de quien depende administrativamente dicho Dibamóvil.

En tanto, en el Hospital Alberto Hurtado las visitas responden a una petición que hiciera una de las asociaciones de funcionarios existentes en el hospital y que con el tiempo la oferta de servicio se ha ampliado a todos los funcionarios, estén o no afiliados a la organización.

Cancino de la misma manera nos comenta que el trabajo es complementario puesto que los funcionarios colaboran activamente para que el Dibamóvil despliegue su trabajo dado que los mismos trabajadores son quienes se encargan de hacer la difusión interna, así como apoyar en la siempre necesaria recuperación de libros cuando hay algún atraso en las devoluciones.

De esta manera el Dibamóvil de la Región Metropolitana da cumplimiento a su lema de «Abrir caminos a la lectura» y de llevar su importante tarea a quienes precisamente apoyan y dan más para que muchas veces nosotros mismos o nuestros familiares puedan recuperar su salud.

Recursos adicionales

readspeaker