Niños saludan desde el bibliomóvil de Alto Hospicio en el marco de las actividades de verano.